Archive for 4 junio 2011

Mercosur: ¡Chávez no es Venezuela!

junio 4, 2011

Por: Carlos R. Alvarado Grimán

 “El patriotismo es la virtud de los depravados” Oscar Wilde

 

La oposición venezolana al Parlamento Latinoamericano (PARLATINO) y el chavismo planean hacer una petición conjunta, para solicitar al Congreso paraguayo, el ingreso de Chávez al MERCOSUR. Esta acción de los diputados opositores se estaría cocinando sin consultar al pueblo que los eligió y sin consideración a las atrocidades que día tras día, acomete el régimen contra los ciudadanos que lo adversan y pese a las constantes violaciones a los derechos humanos y económicos de todos los venezolanos.

Respetados y connotados legisladores paraguayos han realizado denuncias muy serias sobre intentos de Chávez para sobornar a miembros del senado del Paraguay, y así lograr su ingreso al MERCOSUR. Los legisladores Paraguayos han rechazado un par de veces el ingreso de Venezuela al MERCOSUR debido al talante antidemocrático de Chávez, quién vulnera constantemente el espíritu y contenido de la carta democrática interamericana.

El diario paraguayo ABC Digital en su editorial del 5 de enero de 2011 con el título ¿Qué precio tiene el ingreso de Chávez al MERCOSUR?, señala que: “tal es la insistencia y la presión a los miembros del Congreso sobre el ya muy cansador tema de accederle el ingreso de Hugo Chávez al MERCOSUR, que hay que inferir que los precios que se ofrecen de soborno, así como los costos que el pueblo paraguayo va a tener que pagar si ese plan se lleva adelante, van a ser muy altos”. Alertamos al pueblo venezolano para que estén ojo avizor sobre esta situación, ya que nuestros representantes al PARLATINO pudieran estar sometidos a las mismas presiones y tentaciones crematísticas como lo están los senadores paraguayos.

El apoyo de los opositores y de la MUD al ingreso de Venezuela al MERCOSUR debe estar supeditado a la aceptación por parte de Chávez de lo siguiente: cese a las persecuciones del empresariado, que sólo han servido para destruir al aparato productivo nacional; respeto irrestricto a la propiedad privada y detener de inmediato las confiscaciones de empresas, tierras rurales y urbanas, así como de edificaciones de particulares; levantamiento del perverso sistema de control de cambio, usado como arma política para arrodillar al empresariado; respeto a los derechos humanos y liberación de todos los presos políticos; anulación de todas las leyes aprobadas bajo el bodrio inconstitucional de la Ley Habilitante; derogación de las 34 leyes del llamado paquetazo que violan principios constitucionales vitales para los venezolanos; restitución de la concesión a RCTV y devolver las señales de radio y tv confiscadas; cese al patrocinio y promoción de grupos terroristas y narcotraficantes; renuncia a las prácticas antisemitas y propagación de odios, diseñadas para dividir y sembrar resentimientos entre los venezolanos.

Los diputados no pueden alegar el “Interés Nacional”, para justificar el ingreso de Venezuela al MERCOSUR, ni mucho menos intentar recurrir al deplorable discurso patriotero, como lo han hecho con motivo de las justas sanciones aplicadas por EE.UU a PDVSA y CAVIM.

No nos confundamos, Chávez busca ingresar al MERCOSUR a como dé lugar, no para impulsar el desarrollo del país y la apertura de nuevos mercados sino, para anotarse un éxito regional, que catapulte su alicaído proyecto totalitario nacional e internacional y garantice su reelección presidencial para el 2012. La no incorporación al MERCOSUR por el contrario, será para Chávez un duro golpe, que ayudará a su aislamiento del concierto de los países democráticos de Latinoamérica y del mundo.

Señores diputados opositores al PARLATINO, el pueblo les observa. Mucha razón tienen los senadores paraguayos al desestimar las aspiraciones de Chávez de ingresar al MERCOSUR, esperamos de Ustedes una reflexión y conducta similar. Como dijo alguna vez el presidente Lugo: ¡Chávez no es Venezuela!