Archive for the ‘Fraude y Elecciones’ Category

Enmienda y Choque de Fuerzas

enero 21, 2009

Por: Carlos R. Alvarado Grimán

El tte. coronel suda frío cuando se pasea por la idea, de tener que enfrentar a la justicia nacional e internacional, una vez pierda su fuero como gobernante de esta arrasada tierra.

La cooperación con grupos y gobiernos terroristas, el florecimiento del narcotráfico, la corrupción que ha empobrecido las arcas nacionales y endeudado el futuro de la patria; y la instigación de crímenes contra la humanidad, son fantasmas que lo mantienen dentro de un estado de terror.

Pero la desesperación es mala consejera. El tte coronel huyendo hacia adelante, forzando los mecanismos institucionales y violando la constitución, ilegitima el proceso eleccionario y su propia permanencia en el poder.

Es obvio que el tte. Coronel busca ganar tiempo ante la contracción económica en ciernes, que liquidará la fantasía en las finanzas chavistas y, además aprovecha la precaria organización de la oposición, como para supervisar el proceso eleccionario.

No obstante todos los abusos, ventajismos y genuflexión de los Poderes Públicos, lo más seguro es que en la realidad el tte. Coronel resulte derrotado. Por esto planifica una situación de caos extendido que le permita establecer un Estado de Excepción. El tte. Coronel cuenta para esto con su fuerza militar organizada bajo control estricto del G2 cubano y las organizaciones paramilitares alimentadas con el erario público.

Hemos escuchado a algunos representantes de la oposición invocar cándidamente, la supuesta existencia de unas denominadas Fuerzas Armadas institucionales, que garantizarían el respeto a la voluntad popular.

Sin embargo, vista la burla y el desconocimiento de los resultados del 2D, confiar en éstos supuestos Militares Institucionales equivaldría a dejar en el flogiston o en alguna otra cosa inexistente el futuro de la patria. El choque en las calles esta planteado, pero el desequilibrio de fuerzas es evidente.

Anuncios

Desastre sin Retorno

octubre 10, 2008

Por: Carlos R. Alvarado Grimán

Encontrarse en la primera fila de un evento electoral, brinda la oportunidad única, para vivenciar vicios de la vieja política, vigentes y repotenciados en la llamada Quinta República. El clientelismo es uno de esos vicios detestables de la política, cuyo origen se remonta a los tiempos del imperio romano, el cual contribuyó a su decadencia. El DRAE lo define como un “sistema de protección y amparo con que los poderosos, patrocinan a quienes se acogen a ellos a cambio de su sumisión y de sus servicios”. Las fuentes de financiamiento del clientelismo, se derivan de la corrupción administrativa del Estado.

 

En las relaciones clientelares juegan papel importante los llamados “operadores políticos”. Estos personajes son los encargados de mantener los vínculos entre los poderosos y los cacicazgos de las barriadas populares. Sus tareas consisten en: organizar y reclutar miembros de las comunidades para movilizarlos en los actos de masas, adiestrarlos para que voten por una determinada parcialidad política y finalmente conducirlos a los eventos electorales, usando como atractivo: dinero, bolsas de comida y otorgamiento de favores personales. El clientelismo es para los habitantes de los barrios pobres una forma de vida, que les permite subsistir el día a día, esclavizándose por un dinero que en justicia siempre les ha correspondido. En la llamada “revolución bolivariana” el clientelismo se ha extendido hasta límites impensables. Los extraordinarios recursos derivados de la renta petrolera y el llamado Para-Estado, ha permitido la formación de una inmensa red clientelar jamás vista, que ha servido para el mantenimiento de las cúpulas bolivarianas en el poder.

 

El mejoramiento sustentado en la calidad de vida en los sectores populares atenta contra el clientelismo, pues le arrebata sus herramientas básicas de trabajo, pues éste se alimenta del estado de necesidad y de la precariedad en las condiciones de vida de los más pobres. Los políticos, por lo general muy afectos a los clichés, repiten hasta el cansancio que “el pueblo ha aprendido, que conoce y reclama sus derechos”.

 

No obstante, la realidad en las barriadas es distinta. El pueblo continúa siendo objeto de manipulaciones y se les sigue negando sus derechos a una vida mejor. En esa constante lucha por la subsistencia, las masas y los operadores políticos en cada evento electoral, han venido arrastrando a la sociedad venezolana hacia el abismo en el cual se encuentra, quizá hacia el desastre total y sin retorno.

 

La Historia Sin Fin

septiembre 26, 2008

En su afán de perpetuarse en el poder el tte coronel Hugo Chávez, apela nuevamente, al expediente patriotero, azuzando al pueblo contra los Estados Unidos de América, mientras trata de esclavizarnos e hipotecar el futuro del país. No en balde se ha dicho que: “El patriotismo es el último recurso de los miserables” y en esto de actos miserables, el teniente coronel sabe mucho. Los tiranos son así, poco o nada les importa sus semejantes. Ellos parten de aquel viejo dicho que reza: “El fin justifica los medios”, aunque estos medios supongan la pérdida de vidas humanas y el sufrimiento del pueblo.

 

El tte coronel con la expulsión del embajador norteamericano, los desplantes contra el “imperialismo” y el “estupidicidio, buscan enrarecer el clima político interno, con el propósito de boicotearlo y librarse de la contundente derrota electoral que le aguarda el venidero 23-N.  El teniente coronel no es tonto y sabe que está perdido, así es que continuará tratando de engañar a los incautos con su fingido anti-norteamericanismo y la fábula de la conspiración, mientras continúa llenando sus alforjas con los petrodólares venidos del imperio. El pueblo sabe y está claro que el peligro real para los venezolanos y su libertad no son los Estados Unidos, sino la tiranía que intentan imponer desde Cuba.

 

Luego de la pela que le propinará el pueblo en las próximas elecciones, se conocerá lo peor de éste régimen fascista y corrupto. Chávez intentará, haciendo uso de las inconstitucionales leyes aprobadas a través de la habilitante y los procónsules que designará para las nuevas regiones, la instauración de un clima de terror, que le permita mantener el control del poder. El acoso contra los dirigentes de la oposición, periodistas e intelectuales, es solo un botón de muestra de lo que aguarda a la oposición en materia de persecución política. El ex presidente del Perú Oscar Benavides acuñó aquella frase que rezaba: “Para mis amigos todo, para mis enemigos la ley”. Esto significa que: la Fiscalía, la Contraloría y el TSJ continuarán siendo los garrotes usados por el tiranuelo, para acallar la disidencia y mantener su régimen corrupto.

 

Es por esto importante internalizar que, luego de ganada las elecciones, tocará al pueblo no irse de vacaciones como ocurrió luego de la gloriosa jornada del 2D, sino que por el contrario, deberá luchar y permanecer en las calles, hasta que la democracia sea totalmente rescatada de manos de la banda mafiosa que nos gobierna, y desmantelar el Estado autocrático miliciano que en los últimos 10 años, han intentado imponernos a trocha y mocha. De no ser así, continuaremos en esta trampa que destruye al país y en esta historia sin fin.

La Propuesta Baduel

julio 16, 2008

Por: Carlos R. Alvarado Grimán

No podemos llamarnos a engaños con base a falsas expectativas. La oposición oficialista y la oposición colaboracionista, no han presentado y tememos que no presentarán propuestas que nos permitan salir del atolladero en el cual nos ha sumido Chávez y sus facinerosos. Las elecciones del venidero 23 de noviembre han devenido en un fin en si mismas. Estamos asistiendo a un festín, mediante el cual, los actores políticos oposicionistas, pretenden repartirse al país y raspar la olla, haciéndose de los recursos de la renta petrolera.

.

El General Raúl Isaías Baduel ha emergido con un diagnóstico de la situación del país y está efectuando propuestas válidas con visión de futuro que estamos seguros son posibles llevar a ejecución en el corto plazo, iniciándose con el llamado a una asamblea constituyente que diseñe un nuevo modelo de país con consideración de nuestro incierto futuro, una vez terminada la era del negocio petrolero. La propuesta incluye al tan ansiado Consejo de Estado para Seguridad y Energía, que impediría que nuestras riquezas sean manejadas a capricho de personajillos como el que actualmente nos mal administra.

.

La propuesta es novedosa porque a diferencia del pasado no pretende exculpar las bellacadas del chavismo sino que por el contrario plantea juicios históricos quizá comparables a los suscitados durante la era pos Nazi, los cuales magistralmente fueron abordados por Hannah Arendt en su libro Eichmann en Jerusalén. Soñamos con presenciar juicios públicos donde los Eichmann chavistas propensos todos a la elaboración de listas infames, persecuciones, saqueos del erario público y asesinatos, aduciendo la obediencia al gran jefe, imploren clemencia. Albert Camus dijo “no será el odio el que hable mañana sino la justicia misma fundada en la memoria”. Estos serviles banales, recibirán castigos ejemplarizantes para la historia y evitarán que una nueva Era chavista se repita en nuestra amada Venezuela.

.

Los venezolanos aún podemos soñar. Es posible redimir a nuestra patria de las fauces de la bestia chavista. El general Baduel, ha lanzado una propuesta, no permitamos su asesinato, dejándola caer en el foso de la indiferencia cómplice oposicionista. No nos postremos ante la arrogancia del poder, aún estamos a tiempo

Venezuela: ¡El Reloj Avanza!

mayo 14, 2008

Por: Carlos R. Alvarado Grimán

Que tendría que ocurrir para producir una reacción general de los ciudadanos venezolanos, que frene el proceso de destrucción nacional y atenúe a largo plazo, los efectos del inevitable colapso económico y social que nos aguarda.

La vía electoral es mostrada como una solución para salir del momento aciago que vivimos, pero creemos que la oposición ve en esta supuesta solución la oportunidad de alcanzar beneficios personales y grupales. Por esto percibimos la salida electoral, como el alargamiento de la agonía de nuestra moribunda sociedad.

Dicen conocedores y estudiosos de los fenómenos sociales, que las caídas de los regímenes carismáticos-fascistas como el venezolano, están precedidas de eventos traumáticos, naturales o sociales que logran el despertar de la conciencia nacional. En otras palabras, estaríamos necesitados de un fuerte sacudón que nos saque de la modorra y marasmo social que padecemos.

Los elementos que dispararon la conmoción civil en el año 1989, están presentes en la coyuntura actual, pero no se han producido los efectos esperados. Eso se ha debido a la complicidad de la oposición oficial, medios tarifados y lobbies internacionales. Pero creemos que la procesión del pueblo va por dentro. La descomposición moral de la sociedad resulta apestosa para el común de los mortales que poblamos la sufrida patria de Bolívar; la inflación se come el salario de los más pobres e incluso los de la clase media; la escasez de alimentos es atosigante, con tendencia a agravarse, producto de los fracasos de las políticas económicas retrogradas implementadas por Chávez; y la delincuencia callejera, cobra cada día decenas de vidas de seres humanos valiosos para la patria.

Como los sismólogos, estamos a la espera del gran terremoto, pero desconocemos su origen, intensidad y epicentro. En tiempos cibernéticos quizá provenga de los computadores de Raúl Reyes. Dicen que el tiempo de Dios es perfecto, pero igual… ¡el reloj avanza!

A Merced de Chávez y Sus Compinches

abril 16, 2008

https://i1.wp.com/www.soberania.org/Images/hugo_chavez_caricatura.jpg

Por: Carlos R. Alvarado Grimán

Calamitoso el actual ambiente político venezolano. Por un lado, la oposición con su total carencia de olfato político, desorientación, falta de sintonía y desconexión con los anhelos del pueblo en un momento crucial para el destino del país. Chávez por su parte, con total control de lo sustantivo, no pierde la perspectiva, está claro en sus objetivos, no escatima en el uso de los recursos disponibles, independientemente que sus métodos y procedimientos caigan dentro del campo de lo ilegitimo e ilegal.

La oposición bobalicona abandonó las calles, decidió pasar la hoja sobre los resultados definitivos del referendo del 2D y de los escándalos cotidianos que involucran al gobierno en toda clase de fechorías, dedicándose por entero a las candidaturas para las inciertas elecciones del venidero mes de noviembre. Sin embargo, éste comportamiento errático y sin sentido, ha servido para concienciar al pueblo sobre la mediocridad de ese liderazgo mentecato y colaboracionista, al cual ha decidido no continuar acompañando. Los resultados arrojados en las últimas encuestas son contundentes, más del 50% de los encuestados no quiere saber nada de la oposición, a pesar que más del 60% rechaza a Chávez y todo lo que éste representa.

Einstein dijo que sólo dos cosas son infinitas, el universo y la estupidez humana, aunque decía no estar seguro de lo primero. La oposición fiel a esta sentencia, abandonó las protestas, dejando el terreno libre a Chávez, quién se ha dedicado a montar las emboscadas necesarias para auto garantizarse su perpetuación en el poder. La aprobación del nuevo sistema educativo, que anulará la efervescencia del estudiantado; la incorporación de la reserva militar como guardia pretoriana de Chávez, que reprimirá al pueblo; y la ley que roba parte importante del situado constitucional que le corresponde a los estados por concepto de ingreso petrolero, para ahondar en la política clientelar y anular las fuerzas opositoras en las regiones, prácticamente cubre todas las debilidades y desventajas estratégicas que dieron al traste con la aprobación del adefesio constitucional rojo rojito del 2D.

Las cartas están echadas. La oposición nuevamente ha fallado, demostrando que no son los políticos necesarios para estos tiempos y que por sus faltas, culpas y omisiones, estamos quedando, para desgracia de la patria, a merced de Chávez y sus compinches.

Chávez y el “NO” Salvador del 2D

diciembre 15, 2007

Por: Carlos R. Alvarado Grimán

Publicado: 11/12/07

No es difícil notar que detrás de la iracundia de Chávez se esconde un gran temor. Ha comenzado a visualizar como será su vida sin lacayos y lejos del poder. Los tiempos de calma han dado paso al sobresalto. Son muchos los cadáveres y fantasmas apretujados en su closet personal. Él sabe que tendrá que responder por sus desmanes dictatoriales; transgresiones a los derechos humanos; el uso abusivo de los fondos públicos; la constante violación de la constitución y de las leyes de la República. Jamás un capital tan inmenso de popularidad ha sido tan malgastado. Se acerca el momento de enfrentar la justicia popular. Jean-Paul Sartre alguna vez dijo que “a los verdugos se les reconoce siempre. Tienen cara de miedo”. Esa es la cara pos electoral del hoy aburguesado y otrora líder de los pobres.

Chávez cavila acerca del enojoso tema de la abstención, él sabe que el grueso de los votantes compulsivos que se abstuvieron, así como una parte nada despreciable del voto que favoreció a la opción del NO, provinieron de sus propias filas. Le angustia los abstencionistas conscientes de los factores opositores que han sostenido posiciones nada complacientes con el gobierno y que están hartos y asqueados del “liderazgo” colaboracionista que en colusión con las “instituciones” podridas del Estado, han cohonestado el veneno lacerante del fraude que el pueblo ha debido tragarse en las últimas elecciones. Esos abstencionistas, que ansiosamente aguardaban el boletín infame del CNE dando victorioso al SI, para lanzarse a las calles e inmolarse de ser necesario, para evitar el asalto inconstitucional e inmoral a la constitución del 99.

Chávez ahora esta consciente que los militares no participarán en ningún plan que bañe de sangre las calles venezolanas, así lo hicieron saber el 2D. El Alto Mando Militar conoce sobre la imprescriptibilidad de los crímenes contra los derechos humanos y le teme profundamente a la corte internacional de justicia. Esos militares están dispuestos a compartir con este monarca de pacotilla, prebendas y canonjías, pero no una celda fría en algún apartado rincón del mundo.

El proyecto autocrático de Chávez y su liderazgo están heridos de muerte. El país no soporta más vivir inmerso en el pantanal de la corrupción, la arbitrariedad, la diatriba y la ineficiencia chavista. Es cuestión de tiempo para que reciba la estocada final, de allí su cara de miedo. “Por ahora”, ha logrado sobrevivir gracias al colaboracionismo y al NO salvador del 2D.

Como Ovejas al Matadero

diciembre 15, 2007

Por: Carlos R. Alvarado Grimán

Publicado: 13/11/07

El titulo de este artículo quizá pesimista, es un llamado de atención para todos los venezolanos, quienes debemos cambiar las formas de lucha, si queremos avanzar y derrotar al totalitarismo. La máxima indica que “a iguales procedimientos iguales resultados”.

Los venezolanos no podemos continuar revolcándonos en la trampa del falso dilema de votar o no votar. Todos estamos conscientes que el llamado al referendo es fraudulento, que se esta fraguando un golpe de Estado de derecho, mediante el cual se pretende, con esta supuesta reforma, cambiar nuestra forma de vida en lo: político, social, económico y cultural. Es sabido que se han vulnerado todos los mecanismos jurídicos incluidos en la constitución, para efectuar los cambios radicales que se pretenden.

Es importante dejar claramente establecido, que el cambio de la Constitución para Chávez es un hecho cumplido e inexorable que se materializará el 2D. La nueva constitución es necesaria para Chávez. Esta permitirá legitimar sus rapacerías e ilegalidades incurridas durante su nefasto mandato. Además, se trata de un proyecto global que envuelve el nacimiento de un nuevo país que debe integrar la legislación cubana con la venezolana. Por esto, no tengamos dudas, esta constitución será implantada a trocha y mocha, gústenos o no.

Las posiciones abstencionistas y las sufragantes son irreconciliables. Los abstencionistas no están dispuestos a sufrir otra infamante derrota en manos del fraude y por ende sufrir una nueva frustración. El padre Ugalde lo ha dicho: Debemos prepararnos para “El día después”, porque la derrota del “NO” está cantada y todos los poderes genuflexos están preparados, para avalar los resultados amañados y la Fuerza Armada lacaya está lista, para ejercer la represión con toda su furia contra quienes osen retar la voluntad del narciso maligno.

No avizoramos un final feliz para el país en el corto plazo. La “guerra” es prolongada y de desgaste. No podemos seguir actuando como si nos enfrentáramos a un civilista en un debate ante el parlamento francés y no contra un autócrata militarista que ha hecho de Venezuela un cuartel. Asumimos esta realidad o seremos, nuevamente conducidos por la oposición colaboracionista, como ovejas al matadero.

Los Compra Votos

diciembre 15, 2007

Por: Carlos R. Alvarado Grimán

Bolsas de comida, botellas de licor, láminas de zinc, cisternas de agua, bloques de concreto, medicinas y dinero, son parte de las herramientas clientelares usadas por los partidos cuarto y quinto republicanos, para comprar votos y así humillar al pueblo humilde.

En los sectores económicamente mas deprimidos la compra-venta de votos lo realizan gestores especializados, quienes captan a los potenciales vendedores de votos y los adiestran en casas cercanas a los centros de votaciones, además poseen sistemas sofisticados de movilización y mucho dinero en efectivo para tranzar los votos y así torcer la voluntad popular. Los candidatos “revolucionarios” utilizan las becas, puestos de trabajo y misiones sociales del gobierno como instrumentos de extorsión y compra de conciencias.

Las denuncias sobre la compra venta de votos son ignoradas por las autoridades de los partidos políticos, porque forman parte del juego clientelar del cual se benefician por igual. Se ha “sospechado” que parte del dinero usado para financiar las contiendas electorales, proviene de actividades criminales generadoras de hambre, miseria, desolación y muerte como son: el narcotráfico, la corrupción, asaltos a camiones blindados de transporte de valores y a bancos.

Las leyes venezolanas prevén sanciones y mecanismos para el control del financiamiento de las organizaciones con fines políticos y de las campañas electorales, pero en la práctica no son más que saludos a la bandera. Las autoridades no cuentan con recursos y funcionarios suficientes para controlar los orígenes de los fondos y gastos incurridos por los candidatos y por los partidos políticos. “Tomo lo que me dan, pero no voy a votar por ellos”, dicen los pobladores de los barrios humildes, pero el daño moral a la sociedad ya esta hecho.

Mientras tanto en las organizaciones políticas y barriadas populares siguen floreciendo los delincuentes compra votos.

Rebelión Electoral

diciembre 15, 2007

Por: Carlos R. Alvarado Grimán

Luego de las decisiones dedocráticas de las cúpulas y cogollos de los partidos políticos nacionales, que conculcaron los derechos de participación de sus militancias, liderazgos locales y regionales, se sucedió una inmensa avalancha de postulaciones por iniciativa propia, grupos de electores y partidos regionales ante el Consejo Nacional Electoral, que batió marcas históricas de inscritos para disputar las curules disponibles en la AN.

La proliferación de una inmensa gama de candidatos y propuestas políticas de alguna manera restituye el derecho constitucional de los ciudadanos para seleccionar a sus candidatos y líderes naturales, aunque en una instancia y dimensión superior. Es la reacción popular ante el secuestro de sus derechos por una dirigencia miope e inescrupulosa que devino en lo que pudo ser una fiesta democrática mediante el mecanismo de las elecciones internas para la escogencia de candidaturas, en un verdadero festín de caníbales para tragarse al país y apropiarse del erario público nacional.

Aupamos y alentamos a todos aquellos líderes locales y regionales que desatendieron la llamada “disciplina político partidista” y decidieron tomar sus propios senderos para coadyuvar desde la AN al bienestar de las comunidades que representan genuinamente.

El pueblo aprendió y no podrá ser sujeto nunca jamás de manipulaciones, para seguir líneas partidistas ilegales que sólo persiguen la perpetuación de una dirigencia política mezquina e hipócrita.

Los liderazgos locales están movilizados y en rebelión por sus derechos electorales. ¡Viva la rebelión electoral!

Estrategias Cuarto-Republicanas

diciembre 15, 2007

Por: Carlos R. Alvarado Grimán

La dirigencia nacional de los partidos mayoritarios de la revolución, prosiguen en su estrategia para confiscar el proceso de cambios, echando mano a todo tipo de artimañas y vulnerando derechos constitucionales de los partidos y organizaciones políticas minoritarias progresistas. Estas estrategias incluyen la implementación del método D‚HONT y las tarjetas morochas con voto cruzado a ser utilizados en venideras elecciones.

Las cúpulas “revolucionarias” neoespartanas, en el ámbito regional, para conculcar los derechos de las minorías comprometidas con el proceso, utilizan las siguientes estratagemas: (i) perdón y reincorporación de la disidencia, logrando así acallar y soslayar las críticas contra dirigentes regionales que tuvieron una sombría e indigna actuación durante el gobierno de Navarro y que fueron a la postre los responsables de la derrota de octubre; (II) llamado a primarias para escogencia de candidatos para las elecciones de agosto de 2005 con antelación al proceso de renovación de autoridades. Esto para mantener el control del partido y asegurarse el triunfo en las elecciones internas; (III) impedimento por tres años a la nueva militancia a postularse para cargos de elección popular, y así evitar la inscripción de candidaturas contrarias a sus intereses; (IV) establecimiento de un sistema de impugnaciones selectivas que perjudicaron a candidatos desafectos al ex gobernador; (V) los usos de recursos económicos para las primarias de abril no fueron reglamentados, dando a los candidatos que florecieron con recursos de dudosa procedencia ventajas obscenas en detrimento de otros aspirantes.

Para contrarrestar las estrategias cuarto-republicanas de la seudo-dirigencia “revolucionaria”, debemos fortalecer el poder popular, profundizar el proceso de ideologización y organizarnos para desalojar a quienes medran con las necesidades del pueblo al amparo de la revolución.

No podemos permitir que la voluntad del pueblo sea burlada frustrando sus legítimos sueños y por una patria mejor con justicia, igualdad, libertad y solidaridad.

Nada Para Celebrar

diciembre 15, 2007

Por: Carlos R. Alvarado Grimán

Con más penas que gloria transcurrió el proceso comicial parlamentario, el cual estuvo caracterizado por el ventajismo de los candidatos del gobierno y el peculado de uso por parte de los funcionarios públicos. Las maquinarias partidistas con sus recursos de procedencia desconocida inundaron las calles de propaganda proselitista. La compra de votos, la coacción y el chantaje fueron usados para torcer la voluntad popular.

Los llamados del Presidente Chávez para enfrentar las amenazas del imperialismo a través del voto, no surtieron los efectos esperados. Una pertinaz llovizna y la modorra dominguera, sirvieron para apaciguar los ardores “revolucionarios” de los vividores que, vociferando consignas altisonantes y cantando canciones de Ali Primera, medran a expensas del llamado “proceso”.

La oposición seguramente, se atribuirá el éxito político por su llamado a la abstención, la cual superó la barrera psicológica del 75%. Nosotros creemos que la abstención obedeció en efecto, a la desconfianza de algunos sectores en el CNE, por su supuesta falta de independencia. Pero no podemos soslayar como factores coadyuvantes: el sentimiento de frustración del pueblo ante el fracaso del gobierno en la lucha contra la corrupción y el burocratismo, los reveses en materia de construcción de viviendas, la incapacidad para hacer llegar los beneficios de las misiones a los sectores más desfavorecidos de la sociedad; bajar los índices de desempleo, inflación, la economía informal y la inseguridad personal.

Los bolivarianos debemos sumar esfuerzos para enrumbar la revolución hacia mejores derroteros, bajo esquemas que permitan optimizar la calidad de vida de todos los venezolanos, pero perfeccionando los niveles en la organización popular, para enfrentar y vencer a la soberbia, ceguera e ineficiencia de la actual dirigencia “revolucionaria”.

Asumamos nuestra responsabilidad en esta hora crucial para el destino de la patria y corrijamos los errores que están causando males al pueblo. Respecto a las elecciones, los bolivarianos no tenemos nada para celebrar.