Archive for 29 noviembre 2010

Venezuela: Corrupción Cáncer Estructural (Ver Video)

noviembre 29, 2010

Por: Carlos R. Alvarado Grimán

“La corrupción de los pueblos nace de la indulgencia de los tribunales y de la impunidad del los delitos” Simón Bolívar

 

El Tte. Coronel alcanzó el poder montado sobre una ola de lucha anticorrupción. El país para entonces, estaba asqueado de la descomposición ética, producto de la conchupancia Adeco-Copeyana que corroía toda la estructura social del país.

Los venezolanos manipulados por una campaña mediática sin precedentes, fueron inducidos para que vieran en el Tte. Coronel una esperanza o una solución, que sanara los males sociales y luchara contra el flagelo de la corrupción. Lamentablemente, a la postre, el remedio resultó peor que la enfermedad. El Tte. Coronel, lejos de emprender una cruzada anticorrupción, optó por utilizarla como un medio que le permitiera granjearse la voluntad de sus seguidores y contrariamente a lo anhelado, hizo puerta franca para que sus círculos íntimos, saquearan los bienes y dineros públicos, devorando más de 900 mil millones de dólares ingresados al país.

El terreno servido por el Tte. Coronel, ha sido fértil para qué éste fenómeno de la corrupción haya echado raíces, crecido de manera exponencial y fortalecido en la sociedad. Las instituciones encargadas del control, vigilancia y fiscalización de las actividades administrativas del Estado han prácticamente desaparecido. Los poderes carecen de independencia y están postrados al poder del mandamás de Miraflores.

Aunque hipócritamente, la dirigencia cívico-militar en los partidos políticos chavistas, pregonan la supuesta construcción de una “patria buena y un hombre y una mujer nueva”, en la realidad usan la corrupción como parte integral de su proyecto político, justificándola e incluso haciendo apología de ésta.

Los cuadros chavistas en sus charlas de adoctrinamiento y lavado de cerebros dicen a sus seguidores en los barrios que:”la corrupción no es un problema, porque únicamente son problemas aquellos que tienen solución; y la corrupción al no tener solución, pues entonces no es un problema”. Bajo esta premisa, los seudo empresarios bolivarianos y los llamados boliburgueses han florecido y en ciertos sectores chavistas la fascinación y admiración hacia la corrupción es casi un fenómeno paradigmático.

Sin embargo, todo no está perdido, en áreas populares aún existen sectores con principios bien cimentados, que están conscientes del inmenso daño que la corrupción les causa y que los mendrugos que el Tte. Coronel les lanza, no son suficientes para mitigar sus carencias. Estos sectores entienden mejor cada día, que un bolívar que se roba un chavista, es un bolívar que falta para sostener los servicios públicos. Además que, mientras las élites chavistas se enriquecen: los hospitales carecen de insumos, los cortes en la electricidad se hacen frecuentes, los productos de la cesta básica se encarecen y la inseguridad causa estragos en los barrios.

La corrupción, como todo fenómeno estructural generado por el chavismo, no tendrá solución mientras el Tte. Coronel detente el poder. Por consiguiente, corresponderá a un gobierno de reconstrucción nacional restablecer la autonomía de los poderes públicos, emprender campañas institucionales y programas educativos para inculcar valores positivos, que contrarresten los antivalores chavistas fundados en la mediocridad, el odio, la envidia y el resentimiento.

La sociedad como un todo, en el despertar de un nuevo amanecer, deberá emprender una lucha sin tregua de profilaxis, para limpiar y extirpar, todo vestigio del chavismo y su sistema corrupto, que como un cáncer estructural destruye a Venezuela.

Ver Video

 

 

 

 

 

 


Narcotráfico: El Presidente Santos tiene el machete en la mano

noviembre 10, 2010

Por: Carlos R. Alvarado Grimán

“El mayor crimen está ahora, no en los que matan, sino en los que no matan pero dejan matar” José Ortega y Gasset.

El presunto narcotraficante Walid Makled, dejó caer una poderosa bomba sobre las estructuras ruyidas del corrupto gobierno chavista, al señalar que funcionarios pertenecientes al círculo intimo del Tte. Coronel, se habrían beneficiado con dineros provenientes de la exportación de cocaína.

En su show mediático “Aló Presidente”, el Tte. Coronel ha tomado posiciones que, como eran de esperarse, tienden a esconder bajo la alfombra la podredumbre de su régimen, asumiendo la defensa a ultranza de los compinches chavistas señalados por Makled.

El presidente Juan Manuel Santos, contrariamente a lo esperado por la comunidad internacional, con los ojos puestos en las grandes sumas de dólares que le adeuda Venezuela y el futuro del comercio binacional, ha mostrado una posición de complacencia ante el Tte. Coronel, prometiéndole supuestamente la entrega del capo venezolano.

El tema ahora se centra en torno a la decisión que deberá tomar el Presidente de Colombia en tan peliagudo asunto. La Fiscalía de New York acusa a Walid Makled de coordinar una vasta organización internacional para el tráfico de narcóticos. En caso de ser convicto por este delito, enfrentaría una pena máxima de 60 años, mientras que en Venezuela por el delito más grave que se le imputa, el asesinato del periodista Orel Sambrano, la máxima condena escasamente sería de 30 años.

Por otra parte de expulsarse Walid Makled hacia Venezuela, dada la propensión del Tte. Coronel a encubrir los delitos de sus adláteres y lo abyecto del sistema judicial Venezolano al poder ejecutivo, seguramente, no se profundizará en las investigaciones, por consiguiente, no conoceremos detalles vitales que contribuyan a desarticular esta red de narcotráfico surgida en torno al alto gobierno chavista.

En consideración a lo anterior, es de suma importancia conocer por ejemplo: La totalidad de los miembros del alto gobierno y militares que recibieron sobornos, para facilitar el contrabando de narcóticos hacia Europa y los Estados Unidos; vínculos de Makled con grupos narcoterroristas que operan en la frontera colombo-venezolana; miembros de las FAN que participaron en el suministro e intercambio de drogas por armas para las FARC y; las verdaderas cabezas pensantes de esta mafia cívico-militar que aún permanecen tras bambalinas, puesto que llama la atención que, un individuo con quinto grado de escolaridad, haya podido construir y administrar un entramado empresarial de la magnitud que se le atribuye, y al unísono operar una de las redes de narcotraficantes más poderosas del mundo.

El Presidente Santos tendrá que sopesar los pros y los contras de la decisión a tomar, examinando si vale la pena sacrificar una relación estable con los Estados Unidos de América y los organismos que financian y comparten su lucha contra el narcotráfico, o una relación efímera con un tropero temperamental, irascible y con un proyecto continental para expandir su socialismo del siglo XXI, que necesita para triunfar, barrer con las instituciones colombianas.

Esperemos que en este caso prime el cumplimiento de las leyes internacionales. Todos los actores ya han mostrado sus cartas. La culebra del narcoterrorismo internacional se mata por la cabeza, pero es el Presidente Santos quien tiene el Machete en la mano.

Despierta y reacciona… ¡El Tiempo Apremia!

noviembre 3, 2010

Por: Carlos R. Alvarado Grimán

“No me asusta la maldad de los malos, me aterroriza la indiferencia de los buenos” Mahatma Gandhi

La situación en términos particulares y generales continúa deteriorándose de manera acelerada en el país. Nuestra imagen en el concierto de las naciones se ve gravemente comprometida, por la participación del gobierno chavista en actividades vinculadas al terrorismo y al narcotráfico.

El odio y el resentimiento como motores de las políticas del Estado prosiguen dividiendo a la sociedad, perpetuándose un sistema inicuo, sin respeto a las leyes, que ha sembrado el desasosiego en todos los sectores y frenado todas las posibilidades de desarrollo de la economía nacional. La exacerbación de sentimientos negativos en la sociedad, dispara los índices de criminalidad y deteriora la calidad de vida de todos los sectores, principalmente los populares. Esto debido a los ataques continuos y despiadados contra las clases productivas y empresariales.

La injerencia de potencias extranjeras en nuestros asuntos internos es notoria, así como la permanencia en nuestro territorio de grupos terroristas y paramilitares, que buscan bañar de sangre a toda Venezuela, contando para esto con la actitud complaciente y traidora de unas Fuerzas Armadas desmoralizadas, que han sucumbido ante el delito y el crimen.

Los venezolanos estamos conscientes que la solución al drama nacional no está en los procesos eleccionarios viciados y organizados por las autoridades parcializadas del CNE, cuyos fines son eternizar al tte coronel en el poder y legitimar internacionalmente al régimen. Este propósito lo han logrado, contando con la complicidad de factores de la oposición, que se prestan a la farsa comicial, para obtener prebendas en el Estado totalitario.

No obstante, creemos que las condiciones están dadas para la gestación y desarrollo de movimientos libertarios y pro- democráticos. Distintos sectores de la vida nacional manifiestan abiertamente la necesidad de activar células de resistencia, basados en principios constitucionales, que desarrollen actividades de protestas de baja intensidad, ejecutables dinámicamente en áreas y territorios estratégicos, que produzcan efectos con alto impacto público.

La estrategia es vincular consciente y emocionalmente a través de las protestas al resto de la sociedad, incorporando a todos los sectores de la vida nacional: Gremios profesionales, trabajadores del campo, sindicatos, estudiantes, iglesia, organizaciones empresariales e internautas de las distintas redes sociales.

Las protestas y manifestaciones de calle deben conducirnos hacia la confluencia de todos los movimientos en un solo movimiento que culmine en una gran movilización nacional, que obligue a la dimisión del sátrapa. Es decir cohesionarnos con base a una sola causa y un único objetivo: El rescate de la Libertad y la democracia.

Logrado el objetivo primario, corresponderá prepararnos para un proceso de transición que será muy duro, dado los vicios y desviaciones que se han fomentado desde el alto gobierno y que han corrompido la totalidad de la estructura del Estado. Esta transición sólo será posible anulando o neutralizando de manera radical la figura de la cabeza generadora del caos y antivalores ajenos a las tradiciones de los venezolanos. Los crímenes de distintos niveles de gravedad cometidos y auspiciados desde el alto gobierno recibirán adecuado trato en las instancias correspondientes tanto nacionales como internacionales.

Es necesario poner todo nuestro empeño para combatir y derrotar al Estado forajido chavista, apartando el miedo que nos paraliza. Debemos concienciar que la victoria nos pertenece. Que nuestra causa es justa y por eso estamos destinados a vencer sobre el mal.

Asumamos responsablemente, las palabras del obispo de Coro Roberto Luckert, quien en una de sus valientes cartas pastorales, exige al pueblo venezolano que: Despierte y Reaccione… El Tiempo Apremia!