Socialismo del Siglo XXI: Un Esquema Piramidal

miércoles, diciembre 19, 2012

Tiempo Vertical 

Por: Carlos R. Alvarado Grimán
Fuente: Hispanos Report Miami

“Cuando la estafa es enorme ya toma un nombre decente.” Ramón Pérez de Ayala

El Socialismo del Siglo XXI es sin lugar a dudas una de las estafas más grande conocida en la historia latinoamericana. Cubierta con léxico socialista y “lucha antiimperialista”, los jerarcas del bodrio bolivariano lograron cautivar a la izquierda incauta mundial y la pusieron a sus servicios, mientras éstos se enriquecen, viajan por el mundo, mostrando sin pudor todo el dinero obtenido en sus andanzas criminales.

Da lo mismo Nicaragua, Bolivia, Ecuador, Cuba o Venezuela el esquema criminal se repite al calco. Este consiste básicamente en ofrecer esperanzas a la masa para que esta produzca beneficios políticos y económicos a los promotores originales del socialismo del siglo XXI y opera con los mismos principios que los llamados sistemas piramidales, Ponzi, círculos de la plata o células de la abundancia. Lo cierto es que la masa enceguecida queda atrapada en este esquema, soñando que en algún momento lograrán alcanzar la cúspide de sus sueños, pero ese desiderátum jamás se conquista, pues sólo sirve para apuntalar al liderazgo mafioso.

Las listas de soñadores inscritos en los programas sociales, anhelando: casas, empleos, seguridad social, servicios médicos de excelencia o el carrito para trabajar en la plaza como taxista, crece y crece, pero las promesas y las expectativas derivan en ilusiones quiméricas que los estafadores del siglo XXI se encargan infinitamente de alimentar. Ese futuro pleno de oportunidades nunca se concreta. En la antigua URSS esperaron 70 años y en Cuba 54. En los países del ALBA rondan o superan la década. Como la historia ha demostrado, primará la verdad en forma de dolor, serán millones de vidas frustradas, ilusiones tronchadas. Es la historia la que al final despertará a los pueblos con una gran bofetada, pero para nuestra generación serán tiempos perdidos, oportunidades que quizá nunca volverán, al menos no como en Venezuela, en forma de maná petrolero caído del cielo.

La economía en los país que acogieron el sistema propuesto por el socialismo del siglo XXI, se encuentran paralizadas, nadie en su sano juicio, arriesgaría su patrimonio, cuando está consciente sobre la inseguridad jurídica a la quedarían expuestas sus inversiones. Las oportunidades de progreso y de crecimiento personal son cada día más precarias. El problema es que en el esquema del fraude socialista, el esfuerzo personal, el mérito profesional y el trabajo quedan subordinados a la mendicidad, obediencia prebendaria y servilismo que encanta a los jefes de las mafias que controlan el poder.

Las sociedades caídas bajo el influjo bolivariano están prácticamente atrapadas e incapacitadas para reaccionar individualmente. El esfuerzo colectivo permitirá romper el actual esquema. Despertar y rebelarse debe ser la consigna, los pueblos deben hacerse cargo de su propio futuro y destino, desechando las falsas ilusiones.

Los estafadores usan muchos trucos para adulterar la realidad y pescar ingenuos. Ellos saben manejar expectativas y esperanzas para engañar. Un pueblo alerta y consciente jamás será presa fácil de estos estafadores del siglo XXI y su esquema piramidal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: