Archive for the ‘Energía y Petróleo’ Category

Proyecto Nuclear: ¡Bufonada de un Fracasado!

octubre 23, 2010

Por: Carlos R. Alvarado Grimán

“Un fracasado es un hombre que ha cometido un error, pero que no es capaz de convertirlo en experiencia.” Elbert Hubbard

Creemos que no es necesario ser un experto nuclear, como para intuir o suponer, que el cacareado proyecto atómico suscrito entre Rusia y Venezuela, anunciado por el Tte. Coronel desde Moscú terminará en un nuevo fiasco.

Los venezolanos estamos acostumbrados a los grandes anuncios sobre proyectos de todo tipo, desde pequeños como los gallineros verticales y huertos organopónicos hasta faraónicos como el Gran Gasoducto del Sur, todos fracasados y con ingentes perjuicios económicos para el país.

Los regímenes como los encabezados por el Tte. Coronel se caracterizan por la pomposidad, los grandes desfiles militares, la propaganda desmedida e incendiaria, pero sabemos por los hechos históricos y el análisis de nuestra propia realidad, que son sólo eso: campañas propagandísticas, para engañar al mundo, haciendo creer que en el bodrio socialista del siglo XXI, se están gestando saltos tecnológicos importantes o de desarrollo que equipararán al país en el mediano plazo con países del primer mundo.

El Tte. Coronel intentando escapar de sus reveses políticos y económicos y de su depauperada imagen nacional e internacional derivada de los vínculos de su gobierno con el narcotráfico y el terrorismo , huye una vez más por la puerta equivocada, pues esta movida nuclear lo hundirá más en el tremedal que él mismo se está gestando.

Los Estados Unidos y el Departamento de Estado conocen al payaso y sus verdaderas posibilidades técnicas y financieras. Ellos saben que todo es una gran farsa para entretener, pero aprovecharán la puerta que el Tte. Coronel torpemente les ha abierto para ponerle un clavo más a su ataúd.

En el momento en que el Tte. Coronel signifique un peligro verdadero y grave para la seguridad de nuestro hemisferio, es decir avance en sus planes terroristas y de conspiración internacional con el Irán de Mahmoud Ahmadinejad, las reacciones serán otras y seguro harán palidecer al tiranuelo, que dicho sea de paso, no lo caracteriza su arrojo y valentía. Es sabido que los fanfarrones matan a un león ausente, pero se asustan con un ratón presente.

El proyecto nuclear enseñado por el Tte. Coronel, estaría por el orden de los 12 mil millones de dólares. Una suma importante, para un país que carece de lo esencial y elemental. Los hospitales, escuelas, carreteras y puentes del país están destrozados y colapsados. El ingreso petrolero casi en su totalidad se va en: ayudas a los países satélites del ALBA, compra de armamentos, importación de alimentos, pagos de deudas internas y externas, mantenimiento de la inmensa burocracia estatal y el clientelismo político.

Este arruinador, para cubrir su enorme déficit presupuestario ha comprometido el futuro del país: vendiendo petróleo a futuro, adquiriendo nuevas deudas externas y vendiendo los pocos activos que tenemos en el extranjero. El gobierno no tiene capacidad para enfrentar compromisos cotidianos como las demandas salariales de su creciente nómina de trabajadores y el pago de las absurdas nacionalizaciones o estatizaciones de empresas.

En lo referente al sector energético, el Tte. Coronel pese a los inmensos recursos económicos que ingresaron al país en la última década, fue incapaz de llevar adelante proyectos verdaderamente viables para el desarrollo del país, como el plan de producción de energía eléctrica mediante el uso de la orimulsión, o incrementar mediante la inversión sostenida la capacidad de generación eléctrica, transmisión y distribución. Hoy por hoy, las centrales hidroeléctricas y termoeléctricas del país están colapsadas, en creciente deterioro y el proyecto de orimulsión regalado a potencias extranjeras.

Este proyecto nuclear es un disfraz para esconder las derrotas y crímenes del Tte. Coronel, una nueva farsa de un hombre sin capacidad de rectificación, en camino hacia su propia destrucción. Una bufonada de un fracasado!

Anuncios

Desastre sin Retorno

octubre 10, 2008

Por: Carlos R. Alvarado Grimán

Encontrarse en la primera fila de un evento electoral, brinda la oportunidad única, para vivenciar vicios de la vieja política, vigentes y repotenciados en la llamada Quinta República. El clientelismo es uno de esos vicios detestables de la política, cuyo origen se remonta a los tiempos del imperio romano, el cual contribuyó a su decadencia. El DRAE lo define como un “sistema de protección y amparo con que los poderosos, patrocinan a quienes se acogen a ellos a cambio de su sumisión y de sus servicios”. Las fuentes de financiamiento del clientelismo, se derivan de la corrupción administrativa del Estado.

 

En las relaciones clientelares juegan papel importante los llamados “operadores políticos”. Estos personajes son los encargados de mantener los vínculos entre los poderosos y los cacicazgos de las barriadas populares. Sus tareas consisten en: organizar y reclutar miembros de las comunidades para movilizarlos en los actos de masas, adiestrarlos para que voten por una determinada parcialidad política y finalmente conducirlos a los eventos electorales, usando como atractivo: dinero, bolsas de comida y otorgamiento de favores personales. El clientelismo es para los habitantes de los barrios pobres una forma de vida, que les permite subsistir el día a día, esclavizándose por un dinero que en justicia siempre les ha correspondido. En la llamada “revolución bolivariana” el clientelismo se ha extendido hasta límites impensables. Los extraordinarios recursos derivados de la renta petrolera y el llamado Para-Estado, ha permitido la formación de una inmensa red clientelar jamás vista, que ha servido para el mantenimiento de las cúpulas bolivarianas en el poder.

 

El mejoramiento sustentado en la calidad de vida en los sectores populares atenta contra el clientelismo, pues le arrebata sus herramientas básicas de trabajo, pues éste se alimenta del estado de necesidad y de la precariedad en las condiciones de vida de los más pobres. Los políticos, por lo general muy afectos a los clichés, repiten hasta el cansancio que “el pueblo ha aprendido, que conoce y reclama sus derechos”.

 

No obstante, la realidad en las barriadas es distinta. El pueblo continúa siendo objeto de manipulaciones y se les sigue negando sus derechos a una vida mejor. En esa constante lucha por la subsistencia, las masas y los operadores políticos en cada evento electoral, han venido arrastrando a la sociedad venezolana hacia el abismo en el cual se encuentra, quizá hacia el desastre total y sin retorno.

 

La Propuesta Baduel

julio 16, 2008

Por: Carlos R. Alvarado Grimán

No podemos llamarnos a engaños con base a falsas expectativas. La oposición oficialista y la oposición colaboracionista, no han presentado y tememos que no presentarán propuestas que nos permitan salir del atolladero en el cual nos ha sumido Chávez y sus facinerosos. Las elecciones del venidero 23 de noviembre han devenido en un fin en si mismas. Estamos asistiendo a un festín, mediante el cual, los actores políticos oposicionistas, pretenden repartirse al país y raspar la olla, haciéndose de los recursos de la renta petrolera.

.

El General Raúl Isaías Baduel ha emergido con un diagnóstico de la situación del país y está efectuando propuestas válidas con visión de futuro que estamos seguros son posibles llevar a ejecución en el corto plazo, iniciándose con el llamado a una asamblea constituyente que diseñe un nuevo modelo de país con consideración de nuestro incierto futuro, una vez terminada la era del negocio petrolero. La propuesta incluye al tan ansiado Consejo de Estado para Seguridad y Energía, que impediría que nuestras riquezas sean manejadas a capricho de personajillos como el que actualmente nos mal administra.

.

La propuesta es novedosa porque a diferencia del pasado no pretende exculpar las bellacadas del chavismo sino que por el contrario plantea juicios históricos quizá comparables a los suscitados durante la era pos Nazi, los cuales magistralmente fueron abordados por Hannah Arendt en su libro Eichmann en Jerusalén. Soñamos con presenciar juicios públicos donde los Eichmann chavistas propensos todos a la elaboración de listas infames, persecuciones, saqueos del erario público y asesinatos, aduciendo la obediencia al gran jefe, imploren clemencia. Albert Camus dijo “no será el odio el que hable mañana sino la justicia misma fundada en la memoria”. Estos serviles banales, recibirán castigos ejemplarizantes para la historia y evitarán que una nueva Era chavista se repita en nuestra amada Venezuela.

.

Los venezolanos aún podemos soñar. Es posible redimir a nuestra patria de las fauces de la bestia chavista. El general Baduel, ha lanzado una propuesta, no permitamos su asesinato, dejándola caer en el foso de la indiferencia cómplice oposicionista. No nos postremos ante la arrogancia del poder, aún estamos a tiempo

Orimulsión: Un desengaño vale más que mil ilusiones

diciembre 15, 2007

Por: Carlos R. Alvarado Grimán

Con el anuncio del Ministerio de Energía y Petróleo (MENPET) de poner fin a la producción de Orimulsión, se le infringe una puñalada artera y certera a nuestras esperanzas de desarrollar esta tecnología y poder suplir energía eléctrica a los pueblos de Venezuela y América Latina de manera segura, barata y limpia.

Según expertos en la materia, la emboscada a la Orimulsión fue orquestada en las oficinas de PDVSA en Londres, desde donde partieron los reportes con cifras y aritméticas engañosas, preparadas por agentes del imperialismo carbonífero; refrendadas por sus cómplices en el MENPET y secundadas por los comerciantes que operan desde la Asamblea Nacional, quienes de un plumazo entre gallos y media noche, borraron toda referencia a los bitúmenes en la reforma de la Ley Orgánica de Hidrocarburos. 

La decisión de acabar con la Orimulsión surge justamente, cuando el servicio eléctrico en todo el país es más caótico y los apagones se repiten por doquier, produciendo perdidas enormes a la economía nacional. Sin embargo, el gobierno lejos de enfrentar la crisis usando la Orimulsión, ha optado por: privilegiar el uso de combustibles más costosos y estimular las actividades carboníferas, las cuales depredan nuestras cuencas hidrográficas; desplazan a los indígenas de sus tierras y los condenan a enfermedades y muerte.

Habida cuenta que según la Constitución Bolivariana , promovemos una “revolución participativa y protagónica”, diferentes sectores preocupados ante la evidente intención del gobierno de eliminar la producción de Orimulsión, solicitamos explicaciones concretas sobre esa infausta decisión , así como la apertura de un amplio debate nacional sobre la materia. No obstante la arrogancia y la socarronería de algunos altos funcionarios del MENPET, junto con los tecnócratas de “la nueva PDVSA”, impidieron aviesamente que tales peticiones fueran atendidas.

En tanto que nuestros sueños para la refundación de la república se desvanecen, en medio del discurso dual del gobierno en temas trascendentales para la nación, solo nos resta expresar parafraseando al Libertador Simón Bolívar que “un desengaño vale más que mil ilusiones”

La Caja Negra

diciembre 15, 2007

Por: Carlos R. Alvarado Grimán

Durante momentos de marchas, paros, huelgas, cacerolazos y conspiraciones, asistimos a diversos eventos, donde expertos en materia petrolera nos hablaron de la “caja negra de PDVSA”.

Aquel ambiente de conflictividad fue propicio para empaparnos del negocio petrolero y comprender como habíamos sido engañados durante años por la meritocracia del petróleo y los politiqueros que medraron a expensas del hambre del pueblo.

Aprendimos sobre el comportamiento del mercado petrolero, fijación de precios, producción, comercialización y sobre nuestro potencial para explotar la Orimulsión, un producto exclusivo desarrollado en Venezuela, que sirve como combustible para plantas generadoras de electricidad.

Propusimos a través de mesas de trabajo, acciones concretas para defender, vigilar y controlar a PDVSA. Por primera vez nos sentimos dueños del petróleo y por ello nos lanzamos a las calles para defenderlo y evitar que los apátridas lo entregaran al imperio.

Superada la crisis y derrotada la conspiración los aires de cambio se desvanecieron; el pueblo, aunque beneficiado por la misiones, fue excluido del proceso de discusión y participación en los problemas que atañen al negocio petrolero; la Orimulsión fue desechada sin explicaciones al soberano; las transnacionales se hicieron de jugosos contratos logrando entre otros, la exclusividad para la explotación de la plataforma Deltana; CITGO continuó siendo un misterio y los dirigentes del PPT acapararon a PDVSA, surgiendo como una suerte de nueva oligarquía petrolera que, como en otrora tampoco rinde cuentas.

Para impulsar la transparencia, combatir el mutismo administrativo y enterrar para siempre las cajas negras en el negocio petrolero se propuso:

(I) Promover un gran programa de debates sobre las concesiones otorgadas al imperio, futuro de la orimulsión, desarrollo endógeno, cooperativismo, estado de las instalaciones de PDVSA y demás temas álgidos, sin exclusiones y con participación de todas las corrientes del pensamiento;

(II) Crear mecanismos dinámicos que permitan al pueblo conocer los planes, políticas energéticas y futuro petrolero del país;

(III) Publicación de los informes que nos permitan conocer la situación real de CITGO, PDVSA y sus filiales;

(IV) incorporación del pueblo para vigilancia y control de los distintos niveles del negocio petrolero.

Las condiciones están dadas para llevar adelante estas propuestas. No existen excusas. ¡Destapemos la caja negra!

¡Detengamos El Horror Carbonífero!

diciembre 14, 2007

Por: Carlos R. Alvarado Grimán publicado el: 26/07/05

En el piedemonte de la Sierra de Perijá las empresas carboneras están perpetrando un ecocidio de proporciones dantescas, afectando las cuencas de los ríos Guasare, Socuy y Cachirí. Exuberantes bosques, flora y fauna están siendo arrasados.

Las poblaciones indígenas Añú, Bari, Japreria, Wayuú, Yukpa y campesinos de la zona que han podido sobrevivir a la neumoconiosis – enfermedad pulmonar mortal originada por el polvillo que se desprende del carbón – están siendo desplazados de sus ambientes naturales con la activa participación de la Fuerza Armada.

Las empresas carboníferas, violan flagrantemente: Convenios internacionales; la Constitución Bolivariana, así como todas las leyes de la República en materia ambiental y derechos humanos. Este inefable crimen paradójicamente se consuma, para saciar la inagotable sed energética de los diariamente vituperados capitales transnacionales e imperialismo yanqui.

Ambientalistas y defensores de los derechos humanos, se han unido a las victimas, para exigirle al gobierno nacional:

(I) La suspensión inmediata de los proyectos de ampliación que afecten zonas sensibles para el ambiente y las etnias que allí están establecidas;

(II) indemnizaciones a las victimas por neumoconiosis, así como para los campesinos y etnias desplazadas de su hábitat;

(III) Intervención de la Fiscalía General de la República, para que investigue los daños ambientales, las responsabilidades civiles y penales de los directivos de Corpozulia y de las empresas carboníferas;

(IV) Promover la sustitución del carbón por la orimulsión que como se sabe, es una fuente de energía limpia, eficiente y menos contaminante para su extracción.

Apoyamos y defendemos el proceso de cambios humanistas y revolucionarios recogidos en el libro azul de las esperanzas y los sueños. Sin embargo es inaceptable que en nombre del “proceso” se atropelle al pueblo, destruyendo su hábitat y formas de vida.

¿Hasta cuando tanta impunidad? ¡Detengamos el horror carbonífero!.

Energía e Integración

diciembre 14, 2007

Por: Carlos R. Alvarado Grimán Publicado el: 09/07/05

Respaldamos sin reservas todas las iniciativas que impulsen y consoliden la integración de los pueblos latinoamericanos y del Caribe. Así lo decreta la Constitución Bolivariana y en consecuencia es obligación del Estado cumplir con este mandato. Venezuela como país energético puede realizar significativos aportes en el área del gas, petróleo y generación de electricidad.

Creemos se están dando pasos significativos y ciertos en este sentido, pero no son suficientes.Expertos petroleros afectos al “Proceso”, sugieren que para alcanzar los objetivos Constitucionales en esta materia es necesario:

(I) El replanteamiento de las políticas de alianzas estratégicas en el área energética, que en la actualidad privilegian al capital imperial;

(II) que nuestras reservas gasíferas no asociadas, estimadas en 2,5% del total de los volúmenes mundiales, sean destinadas en su totalidad al desarrollo de las economías latinoamericanas y Caribeñas;

(III) Paralizar todos los proyectos para la construcción de infraestructuras, cuyos fines sean alimentar economías que nos son ajenas;

(IV) suspender los acuerdos lesivos para la explotación de las patentes, derechos y marcas de la orimulsión;

(V) reactivar BITOR para sembrar a toda América Latina y el Caribe con plantas industriales, que usen la orimulsión como combustible en la generación de energía, con lo cual aparte de ayudar al desarrollo de las economías de la región, posesionará a nuestro país en un inmenso mercado rentable, exclusivo y sin competencia.

Es imperativo conciliar aún más, el discurso integracionistas y antiimperialistas con las acciones y políticas de Estado. Sin integración latino-caribeña y sin fuentes energéticas seguras en el tiempo, no será posible desarrollar nuestra región.

Petróleo Igual Seguridad de Estado

diciembre 14, 2007

Por: Carlos R. Alvarado Grimán

Existe la percepción generalizada en algunos sectores de la población, que las cosas en PDVSA no andan bien e igualmente se teme que a pesar de los ingentes recursos obtenidos por concepto de renta petrolera, los resultados en materia de desarrollo económico y social no llenarán las expectativas de los venezolanos.

De confirmarse estos sentimientos populares, entonces es pertinente recordar que la ineficiencia, el despilfarro y la corrupción fueron los detonantes en el resquebrajamiento del orden institucional y social del país, que dio al traste con la cuarta república y catapultaron la opción política del presidente Chávez.

 La industria y la renta petrolera son problemas de seguridad de Estado, que comprometen nuestra soberanía y libertad. Los eventos sangrientos del caracazo; los alzamientos militares del 92; el golpe de estado del 2001; el paro petrolero del 2002 y las asechanzas del imperio tuvieron y tienen su origen en los planes de la oligarquía nacional y del capital petrolero internacional, para controlar nuestras fuentes energéticas.La materia petrolera es muy importante, para que sea manejada por una sola persona o parcialidad política. Por ello creemos necesario: (I) La Instauración del Consejo de Estado, prevista en la CRBV (Art. 251), para que efectúe recomendaciones sobre: planes y alternativas de desarrollo; diseño de políticas de trascendencia nacional, que coadyuven en la maximización de la gestión pública; política monetaria, petrolera, ambientalista, etc.; (II) Convocar a una Constituyente Petrolera, para discutir temas como: marco jurídico, política y renta petrolera con sus impactos en la seguridad del Estado; petróleo y la geopolítica actual; mecanismos de rendición de cuentas; auditorias técnica-administrativas; futuro de la Orimulsión, etc.

La participación de los venezolanos en los asuntos públicos y en especial del energético, no puede devenir de alguna concesión graciosa dada por los gobernantes. Sobre todo cuando son tópicos que envuelven nuestra seguridad, soberanía y libertad. Petróleo es igual a Seguridad de Estado.

El Drama Eléctrico Neoespartano

diciembre 14, 2007

Por: Carlos R. Alvarado Grimán

Durante el ocaso de la cuarta república, el estado Nueva Esparta, recibió su respectiva dosis letal de neoliberalismo. El sistema eléctrico estadal, fue privatizado, supuestamente para mejorar la calidad del servicio.

Transcurrido más de siete años los resultados han sido desalentadores, amenazando la supervivencia de las actividades vitales de las islas de Margarita y Coche. Los constantescortes eléctricos por parte de la empresa eléctrica (SENECA), derivados de su política de desinversión, causan estragos: dañandoequipos electrodomésticos; incrementando los niveles de inseguridadpersonal; arruinando la actividad comercial y espantando al turismo denuestras Islas.

La privatización del servicio eléctrico trajo consigo la imposición deuna mancomunidad de electricidad, que pecha a los usuarios delservicio con el 1% de la factura mensual – un mil millones debolívares (Bs. 1.000.000.000) aproximadamente – para vigilar laeficiencia del servicio, pero que en realidad sólo ha funcionado parapagar jugosas dietas y viáticos a los aprovechadores que medran bajo la sombra de SENACA.

No obstante, los perjuicios causados por los concesionarios delservicio eléctrico, el Gobierno Nacional esta anunciando que a travésde PDVSA, se iniciará un programa de inversión para recuperar laplanta física de SENECA, que incluirá: plantas eléctricas, repuestos y tecnología. Es decir, la revolución premiará la ineficiencia y la negligencia de esta transnacional representante del más purocapitalismo neoliberal.

Queremos avanzar y prosperar, pero primero debemos asegurar el cabal funcionamiento de los servicios básicos. Por esto es necesario proceder a la inmediata expropiación de SENECA y la disolución de MEGANE, debido a que ambas quebrantan el desarrollo económico en nuestro estado.

El Presidente tiene la última palabra. Es tiempo de accionar paraacabar efectivamente con el drama del sistema eléctrico neoespartano.