Archive for the ‘Historia’ Category

La Historia No Perdona

octubre 28, 2008

Por: Carlos R. Alvarado Grimán

Los Estados totalitarios son terrenos fértiles para el florecimiento de las miserias humanas. Los aduladores pululan por doquier y suelen rendir sus “plumas” al servicio del poder, cohonestando la barbarie de sus amos. La historia esta repleta de personajes que vendieron sus dignidades a cambio de prebendas, favores económicos y ventajas para si mismos, sus familias y círculos de amistades.

En Venezuela ya existe una red de informantes en todos los niveles de la sociedad. Pero también existen articulistas, comunicadores e intelectuales, que se dedican de manera sistemática a la satanización de los actos y posturas de los elementos de la oposición, para criminalizarlos y así justificar las acciones arbitrarias del Estado fascista.

Recientemente una jauría de estos personajes oscuros arremetió contra el periodista Rafael Poleo, quien con base a un análisis metodológicamente racional hizo un paralelismo en la vida política de dos fascistas: el “Duce” Mussolini y el “caudillo” venezolano, extrapolando el final de este último con base a las similitudes en sus accionares políticos.

El paralelismo realizado por este periodista fue muy válido. Ambas vidas han seguido un curso político coincidente como: La ruptura con la izquierda socialista, para pactar con el capital financiero y reaccionario; imposición de una serie de símbolos, para fusionar gobierno y Estado en un todo; militarización de la sociedad y la conformación de grupos de choques debidamente uniformados; instauración de una ideología difusa y contradictoria, mezcla de mitología nacional, sincretismos religiosos, filosóficos y políticos sin ningún tipo de coherencia; exacerbación del nacionalismo para volcarlo contra supuestos enemigos externos; envenenamiento de las mentes de niños y adolescentes con sus arengas, incitaciones al odio y la violencia; pulverización de los sindicatos y de las organizaciones políticas y sociales..

Apoyando la tesis del periodista mancillado, y parafraseando a Albert Einstein diríamos que: “Si buscas un final distinto, no hagas lo mismo que los sátrapas del pasado”: La historia no perdona.

Capitán Rafael T. Alvarado Franco

enero 4, 2008

Tomado de: Yaracuy-Es

Nirgua (Edo. Yaracuy) 1896 – Puerto Cabello (Edo. Carabobo) 12-12-1.933

Militar. Graduado de pedagogo en Chile, estudia luego en la Escuela Militar de Chorrillos en el Perú, donde obtiene el grado de subteniente.

En 1.925, regresa a Venezuela y alcanza el grado de capitán.

Se decepciona de la forma como Juan Vicente Gómez utiliza al Ejército para sus fines personales y comienza a pensar en la necesidad de un cambio en el país.

Se convierte en promotor y cerebro del alzamiento del 7 de abril de 1.928.

Busca para su movimiento el apoyo de las nuevas promociones militares y de los estudiantes; se pone en contacto, primero, con el teniente Rafael Antonio Barrios Véliz, yaracuyano como él y otros oficiales jóvenes, entre los cuales se recuerdan a: el capitán Rafael García Carvallo, Pedro Ducharne, egresado también de la Escuela Militar de Chorrillos y los tenientes Leonardo Lehmans y Agustín Fernández; y más tarde, con el alférez Eleazar López Wolkmar, hijo del general Eleazar López Contreras, con el brigadier Delgado Lehmans y el cadete Armando Chávez quien se compromete a incorporar a compañeros de la Escuela Militar; igualmente entra en contacto con la Federación de Estudiantes.

De sus planes políticos se conoce poco, pero se sabe que había hablado largamente en Colón (Panamá), cuando regresaba de Chile con Esteban Gil Borges, a quien parece haber visto como posible figura para desempeñar la Presidencia de la República.

El teniente Barrios, incorporado al batallón Girardot, por sugerencia de Alvarado Franco, tomó el cuartel de Miraflores, en acción sangrienta, mientras él debía tomar, con otros grupos de militares jóvenes y estudiantes (entre los cuales estaban Rómulo Betancourt y Jóvito Villalba), el cuartel San Carlos.

Un retraso de minutos, dio tiempo al general Eleazar López Contreras (a quien uno de los heridos en la refriega de Miraflores, el capitán Ramón González, antes de morir tuvo tiempo de avisar; otros dicen que fue por una llamada de Regina Gómez quien oyó los disparos desde Miraflores) para tomar las riendas del cuartel y recibirlos con descargas cerradas y dominar la situación.

Preso en esta acción, Alvarado fue enviado al cuartel San Carlos y luego al castillo de Puerto Cabello, donde murió después de haber sido sometido a tortura en repetidas ocasiones.

Desde el 12 de diciembre de 1.957 sus restos reposan en el Cementerio General del Sur, en Caracas.

BIBLIOGRAFÍA:CASTELLANOS, RAFAEL RAMÓN La sublevación militar del 7 de abril de 1.928 Caracas: Italgráfica, 1.978 ICONOGRAFÍA:
FOTOGRAFÍA, El Nacional, Caracas: diciembre 13, 1.967. FOTOGRAFÍA; reproducción: Rodriguez, Emilio,

Para conocer más sobre las personalidades y los hechos más importantes del Estado Yaracuy, le invitamos a visitar la página: http://www.yaracuy-es.com

Insurrección de Miraflores

enero 4, 2008


En un nuevo intento por derrocar a Juan Vicente Gómez, el 7 de abril de 1928 estalla un movimiento revolucionario dirigido por el capitán Rafael T. Alvarado Franco.El movimiento revolucionario de este día fue de tendencia democrática, que se alimentó de las ideas recogidas en Chile por su principal protagonista, Rafael Alvarado Franco, un joven instructor de artillería, nacido en 1898 en Nirgua, Estado Yaracuy.Al amanecer del 7 de abril los conspiradores tomaron el cuartel de Miraflores y, cuando se dirigían al cuartel San Carlos, fueron dominados por el propio general López Contreras.Todos los involucrados fueron detenidos y torturados. El Capitán Alvarado murió en la prisión del castillo de Puerto Cabello, el 12 de diciembre de 1933.

LA SUBLEVACION DEL 7 DE ABRIL DE 1928

El movimiento estudiantil del 28 despertó entre los desafectos y opositores al régimen de Gómez, la posibilidad de una lucha más efectiva; al mismo tiempo convirtió aquel movimiento de protesta, espontáneo, en un movimiento de lucha que tendía a una mayor coherencia para enfrentar la dictadura.

La pasantía de los estudiantes por las cárceles más temibles del régimen, La Rotunda y el Castillo de Puerto Cabello, había logrado un efecto positivo en la madurez política, en la clarificación de los objetivos de lucha; en aquellas circunstancias los estudiantes entraron en contacto con importantes sectores opositores.

De todo esto resultó que en los primeros días del mes de abril, el 7, se produjo el alzamiento militar del capitán Rafael Alvarado y de los sub.-tenientes Barrios, Fernández y Leffman (de la Academia Militar), los militares contaron con el inmediato y amplio respaldo de los estudiantes y de otros sectores de la sociedad caraqueña. De esta manera, los dirigentes estudiantiles del 28 que habían iniciado un movimiento de protesta, se vieron envueltos al poco tiempo en un movimiento armado cuya finalidad era derrocar al gobierno de Gómez.

A diferencia de los tiempos pre-gomecistas, donde los movimientos armados provenían de las áreas rurales y comandadas por viejos caudillos; este movimiento surge desde el más importante centro urbano y con la participación de un sector que nunca había tenido tan importante papel desde la independencia, nos referimos al sector estudiantil; y era que aún cuando el régimen de Gómez tenía oprimida a la sociedad venezolana, nuestros jóvenes estudiantes del 28 estaban preparados a través del estudio de las teorías políticas más avanzadas tanto social-demócratas como socialistas, para emprender un nuevo camino que condujera a la democracia y a la libertad popular.La insurrección estudiantil-militar del 7 de abril de 1928 que contó con la participación de Raúl Leoni, Jóvito Villalba, Hernán Nass, Rómulo Betancourt, Juan José Palacios, Isaac José Pardo, fracasó y la mayoría de estos estudiantes fueron detenidos; el Castillo de Puerto Cabello, La Rotunda, Palenque y El Sombrero comenzaron a llenarse de nuevo con los jóvenes estudiantes que luchaban contra la opresión, que anhelaban un sistema de vida mejor bajo los ideales de la democracia y la libertad.
Los estudiantes que lograron salir al exilio, produjeron un documento denominado: “Mensaje de los Estudiantes Venezolanos en el Exilio a las Juventudes Universitarias de América”.La insurrección estudiantil del 28 sirvió para desenmascarar públicamente al régimen de Gómez, se logró el enfrentamiento directo y de nuevo el espíritu de libertad se manifestó en diversas formas. Comenzó a desarrollarse todo un conjunto de acciones como la organización de los exiliados, las posibilidades de formar grupos políticos dentro y fuera del país y surgieron nuevos movimientos insurreccionales contra la tiranía.A la dictadura gomecista sólo le quedó como recurso acusar a los jóvenes estudiantiles y militares de ser “agentes del comunismo internacional “, falacia ésa que no fue creída por nadie ya que estaba muy clara la lucha de los jóvenes estudiantes y cadetes de la Academia Militar solamente por una forma de vida mas justa, libre y democrática.Otro de los hechos consecuenciales de la sublevación del 28 fue la reforma constitucional, en efecto ese mismo año el Congreso Gomecista, por disposición de Gómez, modificó en los siguientes aspectos:

a) Las faltas absolutas del presidente serían llenadas por una nueva elección del Congreso. Las temporales serían llenadas por el Ministro que designara el Presidente.
b) Se prohíbe toda propaganda “comunista”. El Inciso 6º del Art. 32 quedó redactado de la siguiente manera:

“Art. 32. La Nación garantiza a los venezolanos:
6º. La libertad de pensamiento manifestada de palabra, por escrito o por medio de la imprenta, pero quedan sujetas a pena, conforme lo determina la Ley, las expresiones que constituyan injuria, calumnia, difamación, ultrajes o instigación a delinquir. Queda también prohibida la propaganda del “comunismo”.

¡Por la Patria!

diciembre 15, 2007

Publicado: 15/5/07

Esta noche trataré de cumplir con mi deber. Nada es tan sagrado para un hombre como la libertad de su patria.

A mi familia no le he comunicado mis proyectos; de manera que no debe hacérsele responsable de mis actos.

Moriré como hombre o viviré habiendo probado que soy libre.

He sido siempre un soldado de la República; nunca he adulado a la Tiranía; que mi ejemplo lo sigan todos los que se crean dignos de llamarse mis compatriotas.

“Por la patria hasta la muerte”. Este es mi credo y debe serlo de todos los venezolanos.

Caracas, 6 de abril de 1.928, a las 10 hs. Y 45 m. de la noche.

Firmado: Capitán Rafael T. Alvarado Franco.

Esta nota fue escrita por el Capitán de Artillería Rafael T. Alvarado Franco, en la víspera del fallido golpe de Miraflores en contra de la tiranía de Juan Vicente Gómez, el 7 de abril de 1.928.

El Capitán Alvarado murió el 12 de diciembre de 1.933 en el Castillo de Puerto Cabello, probando que fue un hombre digno y libre.

Enero 1, 1.896 – Diciembre 12, 1.933

“CUANDO EL GOBIERNO VIOLA LOS DERECHOS DEL PUEBLO, LA INSURRECCION ES EL MAS SAGRADO DE LOS DERECHOS Y EL MAS INDISPENSABLE DE LOS DEBERES” LAFAYETTE

Constitución de la República Bolivariana de Venezuela

Artículo 350

El pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos.

Venezuela: Botadura de la Réplica del Leander

diciembre 15, 2007

Por: Carlos R. Alvarado Grimán

 

Luego de emotivas palabras de Beherend Zitman, que hicieron evocar la excitante gesta del Generalísimo Francisco de Miranda a bordo de la goleta Leander, se produjo la botadura de una réplica de la misma a las cristalinas, frías y tranquilas aguas de la bahía de Manzanillo en el Estado Nueva Esparta.

La replica con un peso aproximado de 30 kilogramos y en escala 1:15, sorteó fácilmente las primeras olas, mientras los asistentes coreaban “¡es barco!, ¡es barco!” y aplaudían visiblemente emocionados, como para testimoniar la excelencia en la calidad del trabajo realizado en la goleta, por los carpinteros de ribera de la zona.

El Leander original fue construido en Massachussets- Estados Unidos de América entre 1780 y 1790. En esta goleta el 12 de marzo de 1806, en aguas haitianas, fue donde Francisco de Miranda enarboló por vez primera, la que sería nuestra enseña nacional, con los colores primarios: amarillo, azul y rojo.

El proyecto de diseño y la construcción de la réplica, tomó cuatro meses y envolvió un arduo trabajo investigativo que permitió la representación, lo mas fielmente posible, del Leander original. Fue ayer 30 de octubre cuando se coronó ese sueño abrazado por Beherend Zitman, Orangel López, José Zorrilla y Sarah Golopo.

La goleta será exhibida durante la exposición “Miranda y su tiempo” que tendrá lugar en la Galería de Arte Nacional de Caracas, para conmemorar los doscientos años de la llegada del Leander y Francisco de Miranda, a la rada de Ocumare de la Costa el 3 de agosto de 1806.