No Expulsen a Dios de las Aulas

Por: Carlos R. Alvarado Grimán

 “Cuando la política promete ser redención, promete demasiado. Cuando pretende hacer la obra de Dios, pasa a ser, no divina, sino demoníaca”. Benedicto XVI

Los retos que la Iglesia debe afrontar en la Venezuela actual son cada vez más abundantes y difíciles. La descomposición moral se ha incrementado en los últimos tiempos en todos los ámbitos de la vida nacional, con mayor afectación en el gobierno y en los poderes del Estado.

Desde siempre la Iglesia ha sido refugio y motivos de esperanza, para los más pobres. Los colegios católicos han brindado oportunidades de ascenso social a muchos necesitados. Además a través de la formación religiosa, la Iglesia ha contribuido a la solidificación de valores éticos y morales que han permitido que las familias venezolanas, abran sus corazones a un futuro de esperanza lejos de vicios, odios y divisiones. El debilitamiento de la Iglesia que promueve el gobierno, contribuye al deterioro acelerado de la sociedad, evidenciado en la aparición de todo tipo de sectas satánicas, venidas de otras latitudes y la penetración de las drogas y el narcotráfico en nuestras escuelas y familias.
.
La nueva Ley de Educación trunca la apasionante tarea pastoral de la Iglesia e intenta liquidar la educación que imparten los colegios católicos con contenido y valores de excelencia y eficiencia. Esta ley nefasta, dejará sin opciones a los pobres, quienes deberán cursar estudios exclusivamente en escuelas oficiales, las cuales no garantizan posibilidades de éxitos en el desarrollo personal de los individuos, impidiéndoles el acceso a universidades prestigiosas, hoy por hoy, también en peligro inminente, y la posibilidad de que concluyan exitosamente sus carreras universitarias.
.
Es indispensable e impostergable que los pastores de la iglesia en estrecha comunión afectiva con el pueblo, emulando a Monseñor Arias, nos guíen en la defensa de las escuelas católicas, la libertad y la protección de nuestros valores culturales. Esta batalla contra el mal servirá para la promoción de los verdaderos valores católicos, el conocimiento de la doctrina social de la Iglesia y nos sirva para que desechemos las falsas promesas de quienes detentan circunstancialmente la conducción del país.
.
En estos tiempos difíciles para la libertad de expresión y la educación católica, invocamos: la protección de la Virgen del Valle y el llamado de nuestro Cardenal Urosa Sabino para que no permitamos que expulsen a Dios de nuestras aulas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: