Pagaremos Con Nuestra Sangre

Por: Carlos R. Alvarado Grimán

Publicado: 10/7/07

“Nadie puede pensar que los EEUU no van a reaccionar frente a la política venezolana y quienes van a pagar con su sangre son los venezolanos” Gral. Alberto Müller Rojas

Quienes temen la salida de Chávez del poder alegando no querer regresar al pasado adeco-copeyano no entienden la realidad del país. Ninguna persona sensata quiere reeditar ese estilo de gobernar, porque al final de cuentas, Chávez es un producto de esa experiencia. Pero nos resulta injusto que bajo la premisa de ese temor infundado, se nos obligue a transitar un proceso seudo-socialista, personalista y autoritario, que en otros países en nombre de la libertad, ocasionó: pobreza, dolor, muerte y destrucción, además de haber servido para pisotear la dignidad humana y castrar iniciativas de los individuos para pensar libremente.

Esta generación de venezolanos será responsable por su inacción e incapacidad para interpretar la tragedia nacional que vivimos. Vemos como el país se nos va de las manos y retrocede, siguiendo a un Caudillo enfermo de poder. Los aduladores, vividores y fanáticos que lo rodean, irresponsable y anti-históricamente, obedecen ciegamente a sus desviaciones megalómanas y pareciera no existir en las instituciones elementos dignos y con valor para obligarle a reflexionar y rectificar sobre los errores graves que a diario comete.

En adición, Chávez está empujando al país hacia una confrontación con los Estados Unidos, la cual pretende enfrentar con un esquema de guerra asimétrica, que ha inoculado en los cerebros de los jefes militares, quienes perciben a Chávez como una suerte de ungido que los conducirá hacia alguna gesta gloriosa contra el imperio, sin percatarse que no es más que un parlanchín populista, manipulador y mentiroso que nos conducirá hacia una catástrofe segura.

No es tarde aún, para reflexionar y actuar ante este sombrío panorama. Nuestra patria no debe ser sacrificada en nombre de esta absurda revolución y menos por semejante personaje que la dirige. La supuesta revolución, en el terreno de la realidad, se esta desmoronado, el apoyo internacional esta decayendo estrepitosamente y muchos sectores que permanecían impasibles ante la crisis nacional han comenzado a reaccionar. Muestra de esto son las manifestaciones que a diario se escenifican en las diferentes ciudades del país, que evidencian el resquebrajamiento del vínculo del pueblo con el caudillo.

El país nacional nos esta exigiendo compromiso, mayor nivel de organización y unidad. Debemos evitar que Chávez termine de copar todos los aspectos de la vida nacional e instaure definitivamente su régimen totalitario y fascista. Si fallamos ahora, pagaremos todos con nuestra sangre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: