Orimulsión: Un desengaño vale más que mil ilusiones

Por: Carlos R. Alvarado Grimán

Con el anuncio del Ministerio de Energía y Petróleo (MENPET) de poner fin a la producción de Orimulsión, se le infringe una puñalada artera y certera a nuestras esperanzas de desarrollar esta tecnología y poder suplir energía eléctrica a los pueblos de Venezuela y América Latina de manera segura, barata y limpia.

Según expertos en la materia, la emboscada a la Orimulsión fue orquestada en las oficinas de PDVSA en Londres, desde donde partieron los reportes con cifras y aritméticas engañosas, preparadas por agentes del imperialismo carbonífero; refrendadas por sus cómplices en el MENPET y secundadas por los comerciantes que operan desde la Asamblea Nacional, quienes de un plumazo entre gallos y media noche, borraron toda referencia a los bitúmenes en la reforma de la Ley Orgánica de Hidrocarburos. 

La decisión de acabar con la Orimulsión surge justamente, cuando el servicio eléctrico en todo el país es más caótico y los apagones se repiten por doquier, produciendo perdidas enormes a la economía nacional. Sin embargo, el gobierno lejos de enfrentar la crisis usando la Orimulsión, ha optado por: privilegiar el uso de combustibles más costosos y estimular las actividades carboníferas, las cuales depredan nuestras cuencas hidrográficas; desplazan a los indígenas de sus tierras y los condenan a enfermedades y muerte.

Habida cuenta que según la Constitución Bolivariana , promovemos una “revolución participativa y protagónica”, diferentes sectores preocupados ante la evidente intención del gobierno de eliminar la producción de Orimulsión, solicitamos explicaciones concretas sobre esa infausta decisión , así como la apertura de un amplio debate nacional sobre la materia. No obstante la arrogancia y la socarronería de algunos altos funcionarios del MENPET, junto con los tecnócratas de “la nueva PDVSA”, impidieron aviesamente que tales peticiones fueran atendidas.

En tanto que nuestros sueños para la refundación de la república se desvanecen, en medio del discurso dual del gobierno en temas trascendentales para la nación, solo nos resta expresar parafraseando al Libertador Simón Bolívar que “un desengaño vale más que mil ilusiones”

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: