Desilusionado Espíritu del Pueblo

Por: Carlos R. Alvarado Grimán

Los venezolanos hemos tradicionalmente reaccionado con heroísmo y desprendimiento, cuando ha sido necesaria la defensa de nuestra libertad, desafiando con determinación a los autócratas, que usando abusivamente los mecanismos del poder, han intentado perpetuarse en el mando de la nación, aplastando y borrando del escenario político a los otros sectores de la sociedad. Los venezolanos de hoy no serán la excepción.

Durante los aciagos años de la dictadura gomecista, hubo un hecho que marco un hito histórico, para el despertar de la conciencia democrática colectiva del venezolano de principios del siglo XX. Un movimiento liderado por el Capitán de artillería Rafael Alvarado Franco, el 7 de abril de 1928, conocido como la insurrección del Cuartel de Miraflores. Se trató de un movimiento cívico-militar, que aunque fallido, sirvió para: desafiar al autócrata de entonces; insuflar fortaleza y esperanzas al pueblo; abrir cauces a las corrientes democráticas y a los nuevos liderazgos políticos que regirían los destinos de la patria, luego de la muerte del sátrapa.

Años después de la sublevación, el Capitán Alvarado declaró que la fiesta de los estudiantes del año 28, le había servido para comprender el estado de ánimo del pueblo, que haría posible, lo acompañara en la realización de un proyecto democrático. Además sostuvo que, solamente un pueblo positivamente motivado y organizado es capaz de activar las fuerzas fundamentales de la sociedad, para que asuman los sacrificios necesarios, para en un momento dado, restablecer: la moral pública y las libertades socavadas.

En el contexto actual, percibimos que la ausencia de ánimo y de unidad del pueblo, está mediatizando la acción de las fuerzas sociales, que en el silencio de las circunstancias, aguardan ansiosas señales y acciones concretas, que les permitan insurgir para devolver a los ciudadanos la institucionalidad perdida.

En el país se respiran aires de cambio, pero nada será posible concretar, sin avivar el ánimo del desilusionado espíritu del pueblo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: